Los anulantes del ayuno y aquello que no lo anula